Archivo mensual: julio 2012

Las quejas más habituales   de los centros geriátricos son:

- Malos olores, por falta de ventilación y aseo.

- Frío,  por falta de calefacción  fuera de las horas de visita.

- Perdida  y deterioro de ropa, casi siempre al lavarla.

- Comida  distinta a la habitual, con poca sal, poca cantidad, poca variedad.

- Horarios rígidos  de comidas, dormir, talleres.

- Visitas con poca intimidad, casi  todas las habitaciones son dobles y hay pocos salones.

- Poca  terapia ocupacional, ejercició,  juego  y mucha TV.

- Compañeros ancianos-as poco agradables.

- Falta de atención  directa en las residencias muy grandes.

- Facturas  extras   abusivas y sin control efectivo de su uso o servicio.

Derechos del residente:

Tener  en la residencia su domicilio  y usar las zonas comunes con intimidad.

Utilizar los servicios de alojamiento, pensión completa  y atención sanitaria.

No aceptar subidas distintas del IPC ,  si no cambia su salud.

Tener terapia ocupacional  y  consultar  su expediente  personal sanitario y social.

Consultar sanitarios  ajenos al centro  prevaleciendo el  tratamiento que desee.

Tener un tutor legal, si no  puede atenderse  por sí mismo.

Trato  digno  al recibir los cuidados  necesarios para su salud

 

Deberes del residente:

Pagar mensualmente  según su contrato  los servicios internos.

Respetar  a los demás  residentes, empleados y visitas.

Tener decoro, aseo y modales; Respetando los lugares  personas y muebles.

Respetar los horarios de  visitas y comidas; Avisando de las salidas y ausencias.

Seguir las indicaciones médicas: medicaciones, comidas, etc.