Archivo mensual: octubre 2012

DEFINICION
Es un servicio social, encomendado judicialmente, destinado a velar por la Persona Dependiente y Discapacitada a la que se le procurarán los apoyos necesarios para su desarrollo integral y su inclusión en la sociedad.

OBJETIVOS
Los objetivos del Servicio de Tutela se podrían resumir en representar (cuando proceda), apoyar, supervisar y complementar la capacidad de las personas encomendadas.
De un modo más exhaustivo, se podrían concretar en:

Proteger y apoyar a las Personas Dependientes y Discapacitadas encomendadas, con carácter general e individualizado, que precisen apoyos para gobernarse por sí mismas, tomar sus propias decisiones y administrar sus bienes.
Colaborar con los Órganos Públicos y privados dedicados a la protección de las Personas Dependientes y Discapacitadas velando por la recuperación de sus capacidades, autonomía personal, inclusión social y calidad de vida de las personas tuteladas

Ciñéndonos al Código Civil, enumeramos muy básicamente los principales objetivos en relación a la persona encomendada y conforme con lo que se establezca en su declaración o modificación de capacidad:
• Procurarla alimentos, en un sentido amplio
• Educarla y procurarla, en la medida de lo posible, una formación integral.
• Promover la máxima recuperación posible de sus capacidades, facilitando los soportes necesarios (tratamientos, asistencia a servicios educativos, sociales, sanitarios, ocupacionales, laborales, etc.).
• Administrarle los bienes que pudiera tener con total lealtad y transparencia
(evidentemente contrastada con los informes que se deben remitir al juzgado), fomentando su participación e información individual.