Archivo mensual: junio 2015

Aprender de CONSEJOS PARA VIAJAR EN LA TERCERA EDAD para personas mayoresanciano playa

El turismo es uno de esas actividades en las que,  las personas de la tercera edad se desarrollan cada día con mayor frecuencia. Es bueno disfrutar luego de toda una vida de trabajo, pero siempre cuidando nuestra salud, que de hecho es lo más preciado cuando llegamos a  la tercera edad. Por tanto, las recomendaciones en cuanto a salud se refiere, son muchas cuando nos disponemos a realizar cualquier tipo de viaje.
Son diversas las opciones que  tenemos cuando estás a punto de realizar un viaje. Existen hoteles especiales en los que se respetan las dietas prefijadas por el pasajero y con instalaciones especiales para problemas físicos propios de la tercera edad. En España, por ejemplo, existen todo tipo de destinos especiales y las agencias de viajes suelen ofrecer estos paquetes determinados para nuestros abuelos.Pero también hay ciertos aspectos que sólo nos atañen a nosotros cuando estamos a punto de realizar un viaje. Es muy importante no olvidarse la tarjeta sanitaria de la Seguridad Social, como también realizar una visita al médico antes de partir no está de más. No deben dejarse el botiquín en sus casas, y si siguen algún tratamiento farmacológico, incluyan los medicamentos que van a llevar. Si el viaje se realiza fuera de España a otro punto de Europa, es sumamente importante que el turista solicite la Tarjeta Sanitaria europea, con la que podrán asistirse gratuitamente en el extranjero por cualquier eventualidad. Los trámites para obtener esta tarjeta son muy simples y están al alcance de todos. También es recomendable, cuando el viaje se realiza a zonas tropicales o de riesgo de enfermedad, consultar por vacunas especiales y por remedios típicos (algunos países tienen sus aguas contaminadas y las comidas preparadas con ésta pueden acarrear males estomacales).
En cuanto a la alimentación, es necesario asesorarse bien para obtener la mejor información. Existen todo tipo de asistencias tanto en hoteles como en aviones que están especialmente preparadas para ofrecer todo tipo de dietas. Generalmente, las agencias de viaje ya ofrecen en el paquete turístico este tipo de indicaciones especiales. Es importante que avisemos con antelación ante cualquier tipo de particularidad especial de nuestra dieta con respecto a la salud, ya que, como hemos dicho, son cada día más numerosos los servicios que ofrecen comidas especiales.
Las posibilidades son muchas y los tiempos, en ese sentido, avanzan a favor de la tercera edad. Hacemos hincapié en el hecho de informarse bien y tomarse el tiempo necesario para planear las vacaciones a conciencia con la situación que cada uno tiene.

CONSEJOS PARA SOPORTAR EL CALOR

Peligros del calor

Los peligros del calorEl exceso de calor puede producir efectos perjudiciales para la salud de las personas, especialmente para enfermos crónicos, niños y nosotros las personas mayores.

Algunas recomendaciones:

Protéjete del calor.

- Evita salir a la calle en las horas más calurosas del día.
- No te esfuerces demasiado cuando esté haciendo mucho calor.
- Si tienes que salir permanezca a ser posible a la sombra.
- Cúbrete la cabeza con un sombrero o gorra y vístete con ropa ligera de colores claros.
- Cierra las persianas y echa los toldos de las fachadas expuestas al sol.

Refréscate

- Bebe bastante agua y con frecuencia (al menos 2 litros diarios), aunque no sientas sed, e ingiere alimentos con frecuencia.

- Dúchate frecuentemente durante el día o refréscate con paños húmedos.
- Evita el alcohol, las bebidas con cafeína y las comidas calientes.
- Aumenta el consumo de frutas de verano y verduras (gazpachos ligeros y ensaladas frías) para recargar el organismo de sales minerales.
- Permanece durante el mayor tiempo posible dentro de casa en la sala más fresca.
- Las habitaciones de la casa deben disponer de persianas o toldos en las ventanas o balcones. El frigorífico debe estar en perfecto estado de funcionamiento.
- Si en tu domicilio no hay un sitio fresco o con aire acondicionado acércate, al menos durante dos o tres horas, a un centro refrigerado, cercano (centro comercial, centros de la tercera edad, biblioteca….)

Pide ayuda e información

En tu Centro de Salud. En caso de que estés tomando algún medicamento.
- Si notas síntomas no habituales o que te hagan preocuparte, consulta a tu médico o enfermera.
- Pide ayuda a un pariente o a un vecino, si te notas indispuesto por el calor. Si tienes más de 65años y vives solo es importante que alguien cercano contacte contigo al menos dos veces al día. Si no tienes a nadie cercano, llama a los Servicios Sociales de su Ayuntamiento. Infórmate del estado de salud de las personas vecinas que viven solas y ayúdales, poniéndoles en contacto con los Servicios Sociales de su localidad.

Si necesitas más ayuda o información llama al 012.


Es importante que recuerdes:

Existen situaciones de agotamiento por calor y/o aparición de calambres que requieren también de cuidados de rehidratación. En estos casos es necesario cesar toda actividad, beber líquidos y refrescar el cuerpo.
- En caso de calores intensos las personas mayores que vivan solas deben estar acompañadas y recibir ayuda diariamente de la familia y vecinos o, en su defecto, solicitar ayuda a los Servicios Sociales de su Ayuntamiento.

Y si los síntomas se agravan, consultar con su Centro de Salud o llama al 112.

 

Soportar el calor
Fuente: Web del Ciudadano de la Comunidad de Madrid
Tercera-edad.orgwww.tercera-edad.org

¿Sería conveniente instalar acuarios en las residencias geriátricas?

Llevamos años tratando de terapias con animales en residencias geriátricas.  Hemos difundido muchas iniciativas con perros y gatos e incluso alguna con caballos.

 Ahora estamos leyendo en diferentes medios hablar de la acuarioterapia o lo que es igual el uso de acuarios o grandes peceras en residencias de mayores.

 Acuarios en residencias geríatricas Hemos podido leer que, si hablamos de personas mayores con alzheimer se observan una variedad de beneficios para la salud simplemente con observar un acuario. “Experimentan un aumento del apetito, y requieren menos suplementos tras colocarlo en el comedor. También muestran menos comportamientos agresivos característicos de esta dolencia. -Diversos estudios indican que quienes disfrutan de un acuario en casa tienen su presión sanguínea por debajo de los valores de quienes carecen de acuario”.

 Parece ser que al observar atentamente un acuario, los movimientos rítmicos y acompasados de los peces, el vaivén de las plantas con el agua en movimiento, el suave sonido de las ondas de agua o las burbujas de aire relaja y tranquiliza a las personas.

 Esto explicaría por que tantas consultas de dentistas instalan peceras en las salas de espera: el parsimonioso nadar de los peces relaja hasta el punto de ejercer un auténtico efecto anestésico, actuando como una especie de música de fondo produciendo menos ansiedad y dolor a los pacientes.

 En la Vanguardia leemos que “Los acuarios pueden llegar a entretener más que la propia televisión, y si no, que se lo pregunten a los abuelos de las múltiples residencias geriátricas que instalan tanques de grandes dimensiones para distraer a sus ancianos. “La acogida suele ser positiva, los peces reciben más atención que los programas de tarde de cualquier canal de televisión, además sentados a su alrededor, pueden conversar tranquilamente a la vez que los observan”, explica la cuidadora Laura Naranjo”.

Viendo esta reacción y lo relativamente fácil que puede resultar instalar un acuario en una residencia, sin duda habrá más de una que habrá optado por instalarla.

Si alguien quiere enviarnos sus fotografías y alguna explicación sobe experiencias interesantes, estaremos encantados de difundirlas en el portal.

98476anciano_solo_large

El abandono

El abandono de las personas de la tercera edad es en si una forma de maltrato sobre ellos,se da cuando la familia se   despreocupa de cubrir sus necesidades y de sus deberes con los mismos. Abandono no implica“echar a la calle´´ a nuestros mayores, si no que se puede dar en  su propia casa al obligarlo a permanecer solo originando                             de esta manera, que al no relacionarse con nadie se cree un sentimiento de soledad y abandono en estas personas mayores, que acaba conllevando que sufran periodos de depresión y otras patologías derivadas, tanto físicas, como psicológicas.

El abandono no solo se llega a dar en la familia, también existen casos en residencias o albergues en donde los encargados de cuidarlos pueden dejarlos solos por largos periodos de tiempo totalmente desatendidos,en muchas ocasiones, incluso sin que la familia sospeche de ello.
El abandono que sufren las personas mayores, en ocasiones viene motivado por la revancha de los hijos hacia los padres, cuando durante su infancia y adolescencia los primeros fueron desatendidos o maltratados por sus progenitores. Ante la vulnerabilidad de éstos, ahora los hijos se desentienden de ellos, máxime cuando los adultos mayores padecen alguna enfermedad que requiere de cuidados permanentes.
 El abandono social de los adultos mayores enfermos es una cuestión cultural y sólo se puede lograr un cambio de mentalidad si desde los niños, jóvenes y adultos se modifica la educación y percepción de la vejez y las relaciones familiares, destacando el valor de los ancianos.
 Es común que los mayores sean abandonados en hospitales, incluso en residencias de tercera edad, en dónde primeramente son internados con el fin de que estén mejor atendidos, y con el paso de los meses, acaban sin contacto con la familia, bien porque los familiares se desentienden de ellos casi de inmediato, al no visitarlos, o no están pendientes de su evolución, incluso en ocasiones no dejan datos correctos para así evitar ser localizados.

Estando ya cerca el periodo de vacaciones veraniegas no podemos ignorar que muchas familias, comienzan a ingresar a sus mayores de forma temporal,  en períodos estivales, convirtiéndose meses después en abandonos en toda regla. Es triste, y puede parecer un tanto exagerado pero lo he vivido en primera persona. Con esto no quiero generalizar y que nadie se de por aludido, pero al igual que en verano muchas mascotas son abandonadas porque molestan, también pasa con nuestros mayores, y es algo que no debemos tolerar. No podemos dejar a nuestros mayores desatendidos, ni en entornos residenciales ni en sus propios domicilios.

Voluntariado en residencias, la importancia de acompañar a los mayores

Algunas personas mayores se sienten solas y aisladas en las residencias, por ello el voluntariado les proporciona una compañía de valor incalculable

Publicado en miércoles, 03 de junio de 2015

Mayores Voluntariado

ancianos

 

 

Sentirse solas pese a que están rodeadas de gente. Esta es la situación de algunas personas mayores alojadas en residencias. Y es que no todas tienen familiares que les visiten o que lo hagan con la frecuencia deseable. Por eso Amigos de los Mayores desarrolla desde hace varios años un programa de acompañamiento en residencias. Su ampliación es difícil porque hay que contar con los recursos y los voluntarios necesarios. El objetivo de este artículo es explicar en qué consiste para animar a más personas a apoyarlo y unirse a él. Si en algo coinciden los voluntarios es en que siempre reciben mucho más de lo que dan.

Así se vive la soledad en una residencia

La soledad es una de las principales preocupaciones de las personas mayores, al menos, de una parte de ellas. Por ello, desde hace 11 años, Amigos de los Mayores gestiona un programa de voluntariado a través del cual se les hace compañía en el hogar. Pero este no es el único espacio en el que las personas mayores se sienten solas. En las residencias, donde en apariencia comparten espacio con numerosos compañeros, los mayores también se sienten solos.

No es solo en las casas donde una persona puede sentirse sola y aislada. En las residencias también es una realidad, independientemente de la cantidad de profesionales que estén pendientes y de que tengan o no familiares que les visiten”, subraya la responsable del programa de voluntariado en residencias de Amigos de los Mayores, Flor Martínez. “Sobre todo al comienzo de la vida en la residencia, con el paso del hogar a una institución, se produce una ruptura con el entorno de la persona mayor y pueden aparecer con mucha frecuencia sentimientos de soledad”, añade.

Amigos de los Mayores trabaja desde hace siete en la Residencia de Mayores de Goya, en Madrid, y este año ampliará el programa a dos residencias de Cantoblanco y en la residencia de mayores San Fernando de Henares. Para la primera ya ha comenzado a buscar voluntarios. Pero necesitará más, puesto que quiere desplegar esta atención al menos a otra decena de centros.

Beneficios de acompañar a las personas mayores

Cada vez más personas mayores viven en residencias. Por ello preocupan las circunstancias en las que se encuentran y de ahí que Amigos de los Mayores haya hecho este año “una fuerte apuesta por el acompañamiento en residencias de mayores, pretendiendo llegar a más de 150 personas que viven en estos centros”. No es sencillo. Estos programas son posibles gracias a la colaboración de Amigos de los Mayores y los equipos de las residencias, lo que exige una coordinación y buena disposición por ambas partes.

El objetivo de este proyecto es reconstruir las redes sociales de los mayores que viven en las residencias y mejorar su estado anímico. “Además, queremos abarcar de forma integral tres ámbitos de la persona mayor: el individual, el grupal y el comunitario”, precisa Flor Martínez. Igual que en el programa de acompañamiento en el domicilio, la persona voluntaria visita a la persona mayor que se le asigne -siempre la misma- un día a la semana durante un par de horas, un tiempo muy apreciado por quienes se benefician de él.

Estas citas se estructuran en grupos de acompañamiento de entre tres y cuatro voluntarios que visitan a entre seis y ocho personas mayores. La idea es que los grupos sean reducidos para promover que las relaciones sean lo más cercanas posible. “Más allá de las actividades que se realicen en el marco del acompañamiento colectivo, nuestro objetivo principal es mejorar la interrelación entre los propios residentes, la relación de estos con personas de fuera del centro y que las personas que viven en la residencia mejoren a su vez su relación con el entorno”, agrega Flor Martínez.

Respecto al personal que trabaja en los centros, Martínez asegura que una de las demandas más frecuentes de los profesionales es dar a los mayores la posibilidad de salir del recinto a pasear para que, acompañados de las personas voluntarias, “les dé el aire, el sol, y sigan en contacto con lo que les rodea”. Esto permitiría de manera paralela tejer redes con el entorno de la residencia, “yendo a tomar algo a una cafetería del barrio o acercándonos a un parque”, indica Flor Martínez.

Pero además de atender a las personas mayores, no se puede olvidar el papel de las familias. Para Martínez, este es “un ámbito fundamental en la vida de las personas mayores”. Por ello, desde que se comienza la actividad de acompañamiento, la residencia informa a las familias de esta acción en la que participan sus parientes y les invita a conocer a los voluntarios. Con este fin, están previstos días de puertas abiertas para que voluntarios y familiares se conozcan. Así se pretende entrelazar las redes de las personas mayores “para que se sientan más acompañadas, queridas y apoyadas”, que es el fin último de este programa.

Fuente: Fundación Eroski

Hacer amigos en la tercera edad

Cómo no pasar la tercera edad en plena soledad

foto_anciana-4

 Cuando se llega a la tercera edad es muy frecuente el aislamiento. Para cuidadores de ancianos estos siete consejos les ayudarán a mejorar la salud mental de los adultos mayores a través de una mejor relación con sus pares.

Estoy muy solo” fue un lamento común que me tocó escuchar, cuando ejercí como cuidadora de adultos mayores. En el caso de las personas con carácter serio pero amable, les sugerí que fueran al centro para adultos mayores e hicieran amigos. Dependiendo del cliente, yo preferiría una sonrisa a medias que una irónica.

Yo misma me dirigí al centro y vi a muchas personas sentadas solas. Observé pequeños grupos aquí y allá, los mismos de siempre. Pensé dos cosas. Uno, supongo que cuando te conviertes en anciano, te fuerzan a revivir la etapa del colegio. Y segundo, mis clientes hacían cosas que antes solían. Es difícil hacer amigos en centros para adultos mayores, sin embargo los cuidadores de ellos pueden ayudar a hacerlo, siguiendo estas sugerencias:

Consejos

1. Estimule a los adultos mayores para que hablen respecto a su resistencia a hacer amigos. No permita que eviten esta importante etapa de sus vidas o digan “no puedo”. Pregúnteles a que le temen. ¿Qué los aleja? ¿Cuándo fue la última vez que se hicieron amigo de alguien?, ¿Qué sucedió?

2. Evalúe sus creencias respecto a hacer amigos. Los temas comunes que surgieron en mi discusión con los adultos mayores incluyeron: “¿Cuál es el punto? De algún modo vamos a perder esa amistad, al momento de morir o de alguna otra manera.” Respuesta: Escuche sus miedos y tristeza. Luego, haga una lista con todas las formas de como una amistad enriquecería sus vidas. Hable sobre los beneficios, de amistades pasadas, en sus vidas. Destaque el punto de como ellos anteriormente sobrevivieron a estos tipos de pérdida y, finalmente, como resultado de sus amistades, obtuvieron más alegría que lágrimas. Otro comentario es “ellos no quieren ser mis amigos, ellos ya los tienen”. Respuesta: Siéntense juntos y haga una lista de todas las cualidades que el adulto mayor puede aportar en una relación. Esta tarea, aclarará a ambos, respecto a cuanto pueden brindarle a otras personas. Esto ayudará a brindarles la confianza que necesitan para volver ahí.

3. Ayúdelos a desarrollar o a armonizar una conversación y habilidades sociales. Hacer nuevos amigos y mantener los de antes, cuesta trabajo. Estas habilidades pueden haberse olvidado, si ellos no han hecho nuevos amigos en algún tiempo. Una de las mejores formas de desarrollar las habilidades para conversar, es practicar por medio de un juego de roles y preparación. Escriba y realice el juego de roles para comenzar una conversación. Los ejemplos incluyen:

  • Eventos actuales
  • Viajes
  • Hobbies
  • Nietos
  • Historia

4. Comenzar la conversación es sólo la mitad de la batalla. Ayude a los adultos mayores a que practiquen los próximos pasos importantes, como por ejemplo, fijar una fecha para reunirse nuevamente y mantener el contacto con sus nuevos amigos. Pregúnteles si ese día conocieron a alguna persona. Aprenda sus nombres y pregunte cuando se verán otra vez. Proporcióneles un calendario social e interésese en su desarrollo.

5. Elimine los obstáculos que impidan socializar. Aquellos que pueden ayudar incluyen: aumentar el acceso al transporte para las ocasiones sociales; realizar un chequeo de su audición regularmente.

6. Encuentre un ambiente con actividades estructuradas, como por ejemplo, programas de actividades en centros para adultos mayores y clubes sociales o lugares de culto. Entrar en lugares sociales libres, tales como malls o servicios de culto, puede ser difícil.

7. Finalmente, no es muy probable que los adultos mayores hagan nuevos amigos si permanecen en sus casas. Estimúlelos para que salgan y conozcan a otras personas. Para facilitar este paso se sugiere lo siguiente:
Acompáñelos, las primeras veces, a los ambientes sociales para proporcionarles apoyo emocional, estímulo y preparación.
Hable con el director de la actividad, respecto a las formas para aumentar la socialización, en caso que ellos se encuentren en un hogar para adultos mayores.
Disponga un evento social para el adulto mayor a su cuidado y para sus nuevos amigos.

Las amistades son parte fundamental para la vida. A menudo se pierden y no se forman nuevas. Como cuidador, usted puede volverse tan activo y preocupado en el bienestar social del adulto mayor, como en su bienestar médico.

Por Stacey Matzkevich

 

 

¿Qué es la vejez?

Por Warren Sanderson y Sergei Scherbov

rtr2rb66.v11-628x330-628x330

21 de abril 2015

 En 1985, el estadounidense Richard Bass logró una hazaña increíble. Se había establecido para sí la tarea de escalar montañas más altas del mundo en los siete continentes. En ese año, a los 55 años, completó la subida del último de sus siete montañas, Monte Everest y al hacerlo, se convirtió en la primera persona en escalar las siete montañas y la persona de mayor edad en escalar el Everest con éxito.

Pero ahora el récord de Sr. Bass ha sido eclipsada.

La persona de mayor edad en escalar el Monte Everest es Yuichiro Miura de Japón, que llegó a la cumbre del Monte Everest en 2013 a los 80 años Y la persona de mayor edad que ha escalado las siete montañas en siete continentes es Takao Arayama de Tanzanía que subió el último de los montañas en los 74 años en 2010.

Con el tiempo, a medida que aumenta la esperanza de vida y las personas se vuelven más saludables, las personas mayores pueden hacer cosas que antes eran del dominio de los menores. De hecho, nadie le sorprendería que, en la próxima década, tanto los registros anteriores se rompieron.

Bueno, tal vez no exactamente a nadie.

Las personas que analizan envejecimiento de la población mediante medidas convencionales suponen que ninguno de los atributos que son importantes para entender el cambio de envejecimiento con el tiempo o se diferencian en las localidades.Pero una amplia variedad de atributos puede ser utilizado para estudiar el envejecimiento. Una importante para el 65-años de edad, por ejemplo, es su esperanza de vida restante proyectado. Otra es que tan bien esos niños de 65 años pueden recordar cosas.

Nuestros resultados de la investigación desafían la opinión de que la única cosa que importa en el estudio del envejecimiento es la edad cronológica; también discutimos la idea de que los atributos de las personas mayores no tienen importancia.

Creemos que es hora de que las medidas de envejecimiento para dar cuenta de la nueva realidad de la vejez de hoy, incluyendo qué tan bien funcionan en realidad las personas mayores.

Las limitaciones de la visión convencional sobre el envejecimiento

En la visión convencional utilizado por la mayoría de los demógrafos y los responsables políticos es irrelevante que la esperanza de vida a edades avanzadas es cada vez mayor. Tales puntos de vista no representan la observación de que las personas mayores son más saludables y están logrando resultados cada vez más altos en el estado cognitivo pruebas de que en el pasado.

Y muchos encuentran ninguna relevancia en el hecho de que la gente en sus mediados de los años 80 y más allá podrán escalar montañas más altas del mundo en el futuro.

Buscamos desafiar esta idea errónea.

Un análisis del envejecimiento de la población tiene dos aspectos.

En primer lugar, sobre la base de la edad cronológica, la mayoría de los países del mundo están en el proceso de envejecimiento. Las proporciones de las poblaciones de más de 65 años de edad están aumentando. Las proporciones más de 80 están aumentando aún más rápido y edades medianas de las poblaciones también están aumentando.

El enfoque convencional para el estudio del envejecimiento de la población termina aquí, pero al hacerlo, ignora el segundo e igualmente importante aspecto de envejecimiento.

De personas mayores de hoy no son los abuelos de su padre

Las características de las personas en cada edad están cambiando.

Por ejemplo, en 1950, 65 años de edad, los hombres suecos tenían una esperanza de vida de 13,5 años más. En 2011, su esperanza de vida era de 18,4 años más, casi 5 años más.

En contraste, en 2010, 65 años de edad, los hombres rusos tenían una esperanza de vida de 11,9 años más, que es menor que la de los hombres suecos en 1900.

Al ignorar los cambios en los atributos de las personas y mirando sólo a la edad cronológica, el enfoque convencional ofrece una imagen engañosa del futuro.

En una serie de artículos nos muestran cómo incorporar las características cambiantes de las personas en medidas de envejecimiento de la población.

En particular, hemos definido una nueva medida llamada “edad de prospectiva”.

Edad prospectivo es una medida basada en el número medio de años que la gente ha dejado de vivir. Clasificamos las personas como “viejo” no a los 65 años, pero cuando la gente de su edad tienen un promedio de 15 años más de vida.

Con este criterio, un hombre de Suecia en 1900 sería considerado edad a los 60 años en 1960, habría sido considerado edad a los 63 años, y en 2010 a la edad de 69. Los hombres rusos habría sido considerado edad a los 62 años en 1960, aproximadamente la misma edad en la que los hombres suecos se habrían considerado edad en ese momento. En 2010, sin embargo, los hombres rusos habrían sido considerados de edad a los 59 años, 3 años más joven que en 1960. Esto refleja la crisis de mortalidad en Rusia después de la disolución de la Unión Soviética.

En nuestro artículo en PLoS ONE describimos nuestro descubrimiento de un aspecto nuevo y contrario a la intuición del envejecimiento de la población basada en esas nuevas medidas.

El uso de medidas de envejecimiento basado en prospectiva edad, encontramos que estas medidas de aumento de envejecimiento más lento cuando se aumento la esperanza de vida es más rápido.

Por ejemplo, nos fijamos en lo que sucedería a medidas de envejecimiento prospectivo basado en la edad, si la esperanza de vida era seguir aumentando al ritmo actual en muchos países desarrollados de alrededor de 1,5 años adicionales de vida por década. También nos fijamos en lo que pasaría si los aumentos en la esperanza de vida era de parar. Encontramos que nuestras medidas de envejecimiento fueron menores en el escenario en el que la esperanza de vida está aumentando.

En otras palabras, si la gente vivía más tiempo, vidas más saludables y más productivas, que tendrían menos de qué preocuparse, en términos de envejecimiento de la población, que si ellos si vivieran más corta vida, menos saludables y menos productivas.

Las preocupaciones sobre los aumentos en la esperanza de vida

Cuando la gente piensa acerca del envejecimiento desde la perspectiva convencional, que tienden a temer a un rápido incremento en la esperanza de vida por cuatro razones.

En primer lugar, un rápido incremento en la esperanza de vida pueden afectar la sostenibilidad de los sistemas de pensiones. Pero cada vez más países están adoptando sistemas de pensiones que se ajustan automáticamente a los cambios en la esperanza de vida. Para esta creciente lista de países, el desafío de sostener los sistemas de pensiones ya se ha abordado con éxito. Los Estados Unidos, por desgracia, no es uno de esos países, pero podría ser en el futuro.

El segundo temor se centra en los costos de atención de salud. Pero los costos de atención de salud son más altos en los últimos años de vida y estos años se producen más adelante a medida que aumenta la esperanza de vida.

El tercer temor es que no habrá tantas personas gravemente discapacitadas en el futuro que va a ser difícil para el cuidado de todos ellos. La evidencia, sin embargo, tiende a no apoyar esta preocupación debido a que las tasas de discapacidad grave en cada etapa de mayor edad tienden a disminuir con el aumento de la esperanza de vida.

El último temor es que cuando la esperanza de vida aumenta, habrá más gente que no trabaja. Sin embargo, simultáneamente con el aumento de la esperanza de vida y la salud de los estadounidenses, las tasas de participación en la fuerza de trabajo de entre 65 y 69 años de edad ha aumentado (de acuerdo con cifras de la Oficina de Estadísticas Laborales) de 21.8% en 1990 a 30,8 % en 2010 ‘

La esperanza de vida de un niño nacido en un país rico hoy bien podría ser de 100 años. A finales de siglo, la población de muchos de esos países podrían tener edades medianas por encima de 65.

Tenemos que pensar en un futuro en el que más de la mitad de la población sería mayorque la edad en que la mayoría de las personas se jubilan hoy. Los sistemas de pensiones, los sistemas fiscales, los sistemas educativos, y los mercados de trabajo todos tendrán que ajustar.

Envejecimiento de la población hace producir desafíos. Nos hace ningún bien, sin embargo, no entender esos cambios basados ​​en mediciones insuficientes. Es hora de que entendamos que no envejece simplemente sobre la base de cuántos años la gente ha vivido, pero sobre la base de qué tan bien funcionan. Cuando entendemos esto, vamos a estar en una mejor posición para planear para los cambios que vamos a tener que hacer.

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation . Lea el artículo original. La publicación no implica reconocimiento de puntos de vista por el Foro Económico Mundial.

Para mantenerse al día con el Foro: Agenda  suscribirse a nuestro boletín semanal .

Autor: Warren Sanderson es un profesor de economía en la Universidad de Stony Brook. Sergei Scherbov es el Director del Programa Adjunto del Programa de Población Mundial del IIASA.

Imagen: Un hombre mayor se encuentra en Copacabana en Río de Janeiro. REUTERS / Ricardo Moraes.

Publicado por Warren Sanderson y Sergei Scherbov - 11:30Todas las opiniones expresadas son las del autor. El Foro Económico Mundial Blog es una plataforma independiente y neutral dedicado a generar un debate en torno a los temas clave que dan forma a las agendas globales, regionales e industriales

La atención dirigida por la persona

Un artículo de Teresa Martínez Rodríguez, psicóloga experta en gerontología social y autora de www.acpgerontologia.net

El enfoque y los modelos orientados desde la Atención Centrada en la Persona (person centred/centered care), de reciente interés ahora en España, cuentan ya con un recorrido internacional de varias décadas, tanto en el campo de salud como en el de cuidados a personas en situación de dependencia funcional. Este enfoque, en los países más desarrollados en políticas sociales y sanitarias, viene siendo reconocido como uno de los ejes que deben orientar la calidad de los servicios.

A pesar de este reconocimiento, la ACP no se viene expresando desde una única denominación ni tampoco existe una definición consensuada. De hecho, aunque los modelos e intervenciones afines comparten un enfoque común en el que destaca la persona usuaria como centro y agente activo del proceso, la terminología empleada y su evolución ponen de relieve matices importantes.

En campo sanitario el término “Patient-centred/centered Care” (atención centrada en el paciente) es quizás el más frecuente, aunque la tendencia actual es sustituir el término “paciente” por “persona” al considerar que esta expresión es más coherente con el mensaje principal del enfoque, es decir, reconocer a la persona como agente activo de la atención y situarla en centro del proceso asistencial, del servicio y de la toma de decisiones.

Geriatricarea  atención dirigida por la persona Teresa Martínez Rodríguez

En la Atención Dirigida por la Persona, ésta no sólo expresa sus preferencias, es escuchada y elige entre lo que hay, sino que es quien realmente decide y dirige la atención cotidiana

Cabe citar en este sentido las aportaciones procedentes de la International Network for Person-centered Medicine, cuyo objeto básico es impulsar la reflexión y la generación de conocimiento sobre distintos temas relacionados con este enfoque innovador de la medicina. Se busca la promoción de una medicina de la persona (de la totalidad de la salud de la persona, incluyendo la enfermedad y aspectos salutogénicos), para la persona (promoviendo el cumplimiento del proyecto de vida de cada quién), por la persona (con los clínicos cultivándose como seres humanos plenos, científicamente responsables y con altas aspiraciones éticas), y con la persona (trabajando respetuosa, colaborativa y empoderativamente con la persona que consulta) (Mezzich, Snaedal, van Weel, & Heath, 2009).

En general y en referencia a los cuidados de larga duración para personas mayores se utilizan términos diversos como “Person-centered Care” (atención centrada en la persona), Personaliced Care or Practice” (atención o práctica personalizada) o “Individualiced Care” (atención individualizada) para denominar este nuevo modo de comprender la relación asistencial y la provisión de cuidados frente a un modelo tradicional centrado en los servicios, la enfermedad y la organización.

Un término de especial interés empleado fundamentalmente en Estados Unidos en el marco del Cultural Change Movement (movimiento por el cambio cultural en residencias) es el de “Person-Directed Care”, el cual puede ser traducido por “Atención Dirigida o Conducida por la Persona”. Esta expresión subraya que es precisamente la propia persona usuaria quien debe tener el control de su propia vida y, por tanto, dirigir su atención y cuidados fundamentalmente en el transcurso de lo cotidiano. Algunos autores ven en la Atención Dirigida por la Persona un paso más de la ACP dentro de un continuo de modelos de atención, señalando que se refiere a cuando es la persona quien decide y toma las decisiones en el día a día.

Poner el énfasis en la toma de decisiones busca evitar que la ACP se acabe convirtiendo en una mera elección de opciones o servicios ofertados que, aunque puedan ser variados pueden no tener que ver con lo que en el día a día realmente es importante para que la persona adquiera y perciba un control efectivo sobre su atención.

En la Atención Dirigida por la Persona, ésta no sólo expresa sus preferencias, es escuchada y elige entre lo que hay, sino que es quien realmente decide y dirige la atención cotidiana. Con ello se quiere dar la máxima relevancia al control de la persona en su día a día, y que cuando ésta no tenga suficiente competencia para ello, sean los profesionales quienes permitan que la persona siga ejerciendo este control de forma indirecta, a través de su representación, pero partiendo de sus valores, observando sus preferencias y especialmente teniendo en cuenta la expresión tanto de su bienestar/malestar cotidiano.

En línea similar en el ámbito de la atención a las personas con discapacidad se viene utilizando el término “Person-centred Planning” (Planificación Centrada en la Persona) que también quiere acentuar el objetivo clave del desarrollo de la autodeterminación en quienes, a pesar de presentar necesidades de apoyo, siguen teniendo derecho a ejercer control sobre su propia vida y a desarrollarla en un contexto normalizado y no segregador.

La ACP hace referencia a un constructo multidimensional donde distintos componentes entran en juego, tanto en relación a las prácticas profesionales que permiten una atención personalizada como a factores del entorno que apoyan esta atención.

No obstante, no debemos perder de vista que el ejercicio de la autonomía personal por parte de las personas usuarias de los servicios y la provisión de apoyos personalizados para que éstas puedan ejercer de un modo efectivo un papel activo en la planificación de su atención (de forma directa o a través de quienes cuidan y acompañan), son los elementos nucleares de una atención realmente centrada en la persona.

Todo ello teniendo en cuenta la singularidad, la biografía y los valores de la trayectoria de lo ya vivido por cada PERSONA, pero también siendo receptivos a sus preferencias, a los deseos actuales y a las nuevas oportunidades que pueden suponer cambios respecto a opciones pasadas, incluso cuando las personas presentan un deterioro cognitivo importante. Todo ello, además,  conjugándolo con los límites que todo proceso de autodeterminación personal y la vida en relación y convivencia con otras personas conlleva.

Geriatricarea Teresa Martínez Rodríguez ACP.jpgSobre la autora: Teresa Martínez Rodríguez

Teresa Martínez Rodríguez es psicóloga y experta en gerontología social. Autora de distintas publicaciones en el ámbito de la gerontología aplicada, entre ellas la guía para profesionales La atención gerontológica centrada en la persona, editada en el 2011 por el Departamento de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno del País Vasco y de la web www.acpgerontologia.net

Colabora con el Instituto Gerontológico Matía en la elaboración de materiales de apoyo para la difusión y aplicación del modelo de atención centrada en la persona, en la sensibilización/formación de profesionales y en el diseño y validación de instrumentos de evaluación de servicios, y ccon Fundación Pilares para la Autonomía en la difusión del modelo y la sensibilización/ formación de profesionales.

- See more at: http://geriatricarea.com/la-atencion-dirigida-por-la-persona/#sthash.yuF2QtN3.dpuf

PSICOLOGÍA

4 formas en que la soledad afecta tu salud

 

domingo, 31 de mayo de 2015
4 formas en que la soledad afecta tu salud

Cuando estás sola es posible hacer amigos en todo tipo de lugares inesperados. Al menos esa es la conclusión de un estudio reciente publicado en la revista Psychological Science, que encontró que las personas que se sentían socialmente desconectadas –o sea, solitarias– fueron más propensas a ver la cara de una muñeca como humana.
Pero las implicaciones de salud de estar solo van mucho más allá de un extraño capricho de nuestra personalidad. “Las personas que se sienten solas tienen más problemas de salud física y mental que quienes se sienten conectados con los demás”, explica Bruce Rabin, MD, director del Medical Center Healthy Lifestyle Program de la Universidad de Pittsburgh. Y estas son las cuatro formas en que soledad afecta tu salud.

Es más probable que te deprimas cuando hay problemas

Cuanto más sola te sientas, más probabilidades hay de tener síntomas depresivos, según una investigación de la Universidad de Chicago. “Cuando estás solo, las hormonas del cerebro asociadas con el estrés, como el cortisol, se activan, lo que puede causar depresión”, explica Rabin. “De hecho, la interacción social para la depresión leve y moderada es aún más eficaz en el alivio de los síntomas que un antidepresivo prescrito.” Un estudio de 2009 de la Universidad del Estado de Colorado encontró que cuantas más interacciones sociales positivas tenían las personas con depresión, experimentaron mayor mejoría en los síntomas.
Es menos probable que cuides de ti misma

La investigación muestra que comes comida menos saludable, si con frecuencia cenas sola; los hombres y mujeres mayores de 50 años solteros y viudos, por ejemplo, comen menos verduras al día que sus contrapartes casados o en pareja. “Si cocinas para otras personas, es más probable que prepares una comida saludable que contiene una serie de alimentos –carne, almidón, vegetal– que si estás preparando algo solo para ti”, señala Rabin. Las personas que se sienten solas también son más propensas a ser físicamente inactivas, según un estudio de 2009 publicado en la revista Health Psychology.

Puedes ser más susceptible a las enfermedades del corazón

Los adultos de mediana edad que viven solos tienen un 24% más de riesgo de morir de enfermedades del corazón, según un estudio de 2012 de Harvard. “La investigación ha demostrado consistentemente que las personas solitarias tienen un mayor riesgo de enfermedades del corazón, y es por muchas razones”, dice Rabin. “Dado que no tienen apoyo social, son más susceptibles a los efectos del estrés, lo que aumenta la probabilidad de padecer una enfermedad cardíaca. Sabemos que hormonas del estrés elevadas aumentan la acumulación de depósitos de colesterol en el corazón. En segundo lugar, si están solos son menos propensos a ser físicamente activos o comer adecuadamente. Y, por último, si no te sientes bien, eres mucho menos propenso a confiar en que alguien va a insistir en que vayas al médico para someterte a revisiones”, agrega.

Podrías tener un sistema inmunológico débil

La soledad puede afectar el sistema inmunológico, según un estudio de la Universidad Estatal de Ohio presentado en 2013. Las personas solitarias producían más proteínas relacionadas con la inflamación en respuesta al estrés que la gente que se sentía más conectada socialmente. La inflamación está vinculada a numerosas condiciones de salud, incluyendo enfermedades del corazón, diabetes tipo 2, artritis y el Alzheimer.

¿Qué puedes hacer al respecto?

Unirte a un grupo social no es necesariamente la mejor manera de combatir la soledad. “Es importante tener en cuenta que alguien puede estar solo, o tener sólo un puñado de amigos cercanos, y no estar solo,” subraya Rabin. “O puedes ser una mariposa social y salir con tus amigos cada noche de la semana, y aun así sentirte aislado.” ¿Su consejo? Participar en el voluntariado. Hacer buenas acciones para los demás va a levantar tu estado de ánimo, y es más probable que conectes con espíritus afines con quienes puedes cultivar una verdadera conexión, lo que a su vez te hará sentirte menos sola.
Conocer las formas en que la soledad afecta tu salud te animará a buscar formas de sentirte más conectada

ARTRITIS

  • Artritis
  •  Terapias Integrales para la artritis

Doctora Aliza • 2 junio, 2015 Posted in Dolor y AlivioMedicina Natural.

La artritis más común es la osteoartritis que causa rigidez y dolor. Hay 100 tipos diferentes de artritis, entre los que se encuentran la artritis reumatoide y la gota. Según la Fundación para la Artritis en Estados Unidos (Arthritis Foundation), la artritis es la causa principal de discapacidad en ese país. Afecta a uno de cada seis norteamericanos, 27 millones de adultos estadounidenses la padecen. Puede aparecer en personas de cualquier edad y ocurre en todo el mundo ¿Qué es y cómo se trata?

Artritis significa inflamación de las articulaciones, aunque, dependiendo del tipo de artritis que se trate, también puede dañar los músculos y los tejidos que están cerca de las zonas afectadas y hasta otros órganos. Hay alrededor de 100 tipos de artritis diferentes y algunas de ellas son de origen infeccioso, como la artritis reactiva (que puede dar síntomas en otras partes del cuerpo como en la uretra o en los ojos), algunos tipos de artritis son causadas por virus, hongos o bacterias o las más comunes como la artritis reumatoide (que causa inflamación, rigidez, dolor en las articulaciones y su deformidad, cuya causa se desconoce pero que se piensa puede tener factores autoinmunes, hereditarios y ambientales) y la osteoartritis, que sucede por el desgaste de los cartílagos.

Dependiendo el tipo de artritis que tengas es el tipo de tratamiento que necesitarás. En los casos de una artritis infecciosa, generalmente se usan antibióticos, dependiendo de la severidad de la artritis, se pueden recetar los antiinflamatorios no esteroides locales (en forma de cremas) o tomados (por vía oral) con o sin receta. Cuando los síntomas son más severos se pueden usar otras medicinas para el dolor más fuertes, corticoesteroides por vía oral (tomados) o inyectados directamente en las zonas afectadas, inyecciones con ácido hialurónico (en el caso de las rodillas); antidepresivos, y dependiendo el tipo de artritis, como en le caso de la artritis reumatoide en la que puede haber destrucción de las articulaciones, existen medicamentos antireumáticos que pueden modificar el curso de la enfermedad para prevenir el daño permanente y medicamentos biológicos, que son de dos grupos diferentes y, a veces, incluso se combinan. Si las medicinas no logran prevenir el daño por completo o, después de muchos años la deformación de las articulaciones y/o el dolor no se logran controlar, tu médico podría recomendarte cirugía.

Además de los medicamentos que tu médico te recomiende y/o recete, hay muchas cosas adicionales que puedes hacer para mejorar tu salud. Estas van desde terapia física que te puede recetar y terapias integrativas, complementarias o naturales, hasta una mezcla sana de descanso y ejercicio que puedes coordinar con él o ella.

Aunque la mayoría de los casos de artritis no tienen cura, a veces la artritis puede entrar en una etapa como de “pausa” o remisión en donde parece que está inactiva o dormida y los síntomas no son perceptibles.

Si sospechas que puedes padecer artritis en alguna de sus formas, antes de automedicarte debes consultar a un médico. Es especialista de artritis es el reumatólogo.

¿Qué se puede hacer?

Además de los ungüentos, pomadas, y medicamentos mencionados anteriormente, los masajes o fisioterapia, los ejercicios como caminar, andar en bicicleta, nadar, yoga, acupuntura o Tai Chi, por ejemplo podrían ser de gran ayuda. En algunas ocasiones extremas, la cirugía también puede ayudar.

El yoga es una buena opción para disminuir los síntomas de la artritis (acompañado del tratamiento que tu médico señale y siempre de la mano de un experto que sepa bien de esta práctica) porque estos movimientos ayudan a prevenir la rigidez, a mejorar la movilidad, la flexibilidad y la fuerza muscular.

En general es una práctica segura (sobre todo las opciones menos intensas) pero es necesario que sepas bien qué tipo de yoga te conviene en tu caso particular, no fuerces tus límites y te cuides siempre de una lesión. Tu instructor debe saber que padeces de artritis para que él o ella también te guíe en relación al tipo de posturas que te ayudarán (y cuáles debes evitar).

El Tai Chi, es otra terapia ampliamente recomendada para complementar los tratamientos de la artritis. Mejora la calidad de vida de los adultos mayores y sus movimientos suaves y lentos ayudan a que las articulaciones amplíen sus movimientos, se aligeren los dolores y los pacientes vayan adquiriendo mayor confianza para moverse y en su cuerpo.

Un estudio que realizó la NCCAM (el Centro Nacional de Medicina Alternativa y Complementaria de Estados Unidos) analizó a 40 adultos con osteoartritis que practicaron Tai Chi y ejercicio convencional durante 12, 24 y 48 semanas y descubrió que aunque las primeras semanas ambos mostraban mejoría en el dolor, al prolongar la terapia, el grupo que hizo Tai Chi mejoró considerablemente no sólo físicamente, sino en su seguridad personal, reducción en la depresión.

La Fundación de la Artritis (Arthritis Foundation), recomienda este tipo de ejercicios aeróbicos ligeros, pero enfatiza que esta terapia debe complementar a un tratamiento más en forma y estar siempre bajo la vigilancia de un médico.

Cuando practicas un deporte también fortaleces los huesos y los músculos. Esto es especialmente importante si eres mujer para la prevención de la osteoporosis. Por otro lado, el sobrepeso y el envejecimiento son factores que aumentan el riesgo de desarrollar osteoartritis.

Los ejercicios aeróbicos en el agua también suelen ayudar a las articulaciones, ya que el agua quita la gravedad, el peso ya no es un factor – les quita presión. Al menos media hora de un ejercicio aeróbico diario te ayudará considerablemente a mejorar tu salud. Practicarlos con regularidad, te ayudará considerablemente, así como usar compresas de agua caliente y fría.

Las técnicas de relajación que pueden ser visualización, respiración profunda, imaginación guiada, hipnosis, meditación, etc. podrían ayudar a reducir el dolor.

Los masajes administrados por una persona calificada pueden ayudar a que te relajes, a estimular la circulación, a disminuir el estrés y el dolor.

La acupuntura, de acuerdo a algunos estudios, podría ayudar a disminuir el dolor especialmente el de la rodilla. Asegúrate que la persona es un acupunturista certificado y que solo utiliza agujas desechables.

Por otro lado, considera hacer ejercicios si crees que estás en riesgo de padecer osteoartritis. Toma precauciones antes de que se desarrolle. Por ejemplo, si tienes sobrepeso, si eres mujer o si tienes familiares con osteoartritis en tu familia. Y si ya la tienes, mantenerte activa y perder peso te ayudará a evitar que progrese.

En cuanto a terapias con suplementos:

Glucosamina y sulfato de condroitina. La eficacia de los resultados en relación al uso de glucosamina con condroitina, como frecuentemente se le conoce, o el uso de cada compuesto por separado, es mixta en cuanto a su ayuda para el tratamiento o la reducción del dolor en la osteoartritis. Mientras que algunos estudios sugieren que se toleran bien, si deseas probarlos, debes saber que podrían elevar el nivel de la glucosa, especialmente en las personas con diabetes o intolerancia a la glucosa. Que pueden prolongar el tiempo de sangrado si se toman anticoagulantes y que en dosis altas en ratas, han causado daño renal (en los riñones).

S-Adenosil-L-metionina (que se conoce como SAM-e). Los estudios a la fecha para el tratamiento de la osteoartritis, como en el caso anterior fueron mixtos. En este momento no hay suficiente evidencia para respaldar su eficacia. Los efectos secundarios fueron principalmente en el aparato digestivo (náusea, diarrea, gas) además de dolor de cabeza y ansiedad. Puede interactuar con los antidepresivos.

Dimetilsulfóxido y Metilsulfonilmetano (que se abrevian DMSO y MSM respectivamente en inglés). El primer producto se ha utilizado tanto en forma local como tomada. Ninguno demostró eficacia para la artritis a pesar de su uso para esta condición. En cambio si tuvieron algunos efectos secundarios como náusea, mal sabor y olor, así como irritación en la piel con el dimetilsulfóxido; y erupción en la piel, alergia y náusea con el metilsulfonilmetano.

Se han mencionado otras hierbas incluyendo el extracto de aguacate y otras con mezclas de hierbas, pero los estudios no han enseñado que sean eficaces y pueden tener efectos secundarios.

Lo mismo se aplica para los imanes. Hay poca evidencia de que ayuden y pueden alterar el funcionamiento de los marcapasos.

Consulta con tu médico para determinar el tipo de artritis que padeces y tus mejores opciones dee tratamiento, tanto convencionales como complementarios.